sábado, 8 de octubre de 2011

Recientemente nos visitaron una delegación de la ASPET, César Alvarez y Carlos Cuesta acompañados de Jose Antonio Coppen. Este último nos dejó un pequeño escrito acerca de los "Hórreos, casa en el aire" del que compartimos algunas citas:

"...el hórreo, granero, vigía y fiel aliado de la quintana asturiana, se yergue aún al lado de la vivienda campesina de puertas cerradas".

"Casa, porque no pocas veces se acude al hórreo sano y ventilado buscando dormitorio circunstancial, sin privación de su carácter de depósito proveedor de la cosecha arrancada a la tierra".

"El interior del hórreo no se compartimentaba, (...) solía presentar el orden o la compostura que convenían al usuario y que en la mayoría de los casos sólo consistía en un desorden organizado donde se mezclaban el trigo y la cebada, el maíz desgranado y listo para llevar al molino..."

"El viejo hórreo de la aldea asturiana aguanta aún al lado de la casa deshabitada, adonde viven gentes ajenas y venidas de otros aires. Resiste el hórreo, aunque mostrando el menoscabo que fue dejando en él la ausencia de los amos..."

No hay comentarios:

Publicar un comentario