lunes, 16 de diciembre de 2013


 
Durante el invierno, el horru recupera sus funciones tradicionales donde se desarrollan los trabajos de temporada y se almacenan los productos de temporada, fabes, maíz, fruta, embutidos,...
Aprovechando estos últimos rayos de sol del otoño, el horru es el taller privilegiado para la #esbilla con la pequeña cosecha de fabes

No hay comentarios:

Publicar un comentario